Internet no es tan global

Víctor Puig, Coordinador de la revista WEB, Madrid

Octobre 8, 1998

Este artista, recientemente galadonado con el premio "The Leonardo Award for Excellence", aporta con su presencia en ArtFutura un nuevo concepto de arte y una crítica social a la que no es ajena Internet, tan presente entre nosotros y tan ausente en el Tercer Mundo. Su página personal, www.ekac.org, expone parte de su trabajo

-¿Lienzo y óleo o mouse y monitor?

-Pienso en el arte como una creación de situaciones que cuestionan convenciones del pensar y el sentir. En este sentido, el arte digital no es tan distinto del arte no-digital. La diferencia es que para interferir en los procesos contemporáneos tenemos que trabajar con las tecnologías de hoy.

-¿Dónde está la frontera entre arte electrónico y arte no-electrónico?

Ninguna obra debe ser juzgada por la presencia o no presencia de nuevas tecnologías. El contexto del arte es el mismo, sea una obra hecha en oleo sobre tela o un telerobot en Internet. Es muy importante la relación del arte contemporáneo con otros campos del saber y otras áreas profesionales. Es en este nuevo espacio cultural donde el arte electrónico realiza su más importante contribución.

-¿Qué es un artista de telepresencia?

-Es una nueva forma de arte que desarrollo desde 1989 y que llamé telepresence art. Se define como la intersección entre interactividad, telecomunicación y robótica. Mezclo las tecnologías viejas y las nuevas y las fuerzo a revelar su carácter limitado y limitador, creando formas híbridas de donde emergen modelos más democráticos y/o críticos. Investigo los procesos de comunicación y del paisaje de medios (lenguaje, visualidad, telecomunicaciones, redes, etc) y su relación directa con nosotros y con cómo construimos la realidad.

-¿El arte on line es más democrático?

-Pensar en el arte electrónico como en un arte más socializado es una ingenuidad, porque apenas un 20% de la población mundial tiene teléfono. Debemos tener en cuenta que Internet no es tan global a medida que las nuevas tecnologías perpetúan los desequilibrios sociales y las nuevas formas de arte ofrecen críticas urgentes de nuestra vida contemporánea. La educación generalizada y gratuita y una mejor distribución de la renta harán mucho más para democratizar el arte que los dispositivos electrónicos. Además, ver una reproducción digital de una obra de Chagall no puede compararse con estar ante uno de esos enormes y bellos murales, como los del Museo Chagall en Niza.

-¿No se puede entonces meter arte en la red tal cual?

-Colocar imágenes de pintura o escultura on line tiene un valor educativo, pero estas imágenes no constituyen obras de arte. Un nuevo arte demanda nuevos códigos y medios, nuevas formas de distribución y de visión crítica. La apropiación de medios electrónicos, la subversión de sus funciones y la reinserción en espacios públicos puede revelar de forma más directa y eficaz aspectos críticos del paisaje mediático.

-¿Cómo puede Internet cambiar nuestro concepto de arte?

-Está claro que el futuro de Internet y el del arte estan ligados. Internet representa un nuevo desafío para el arte: pone en primer plano lo inmaterial y subraya proposiciones culturales, situando un debate estético en el corazón de la transformación social. Ofrece un modelo descentralizado de conocimiento y estructura de poder, desafiando los actuales paradigmas de comportamiento y discurso. Los maravillosos elementos culturales que conlleva continuarán cambiando nuestras vidas.

-Quizás a muchos les cuesta ver arte en cables, robots y teléfonos...

El arte no es el lienzo sino el pintar. El arte no es el teléfono, o el robot, o el cable, sino la experiencia global creada por el artista mediático. Es cuestión de expandir la propia definición de lo que es, o puede ser, el arte. Es también cuestión de trabajar con los medios de nuestros días.

-¿Porque introducirse un chip en el tobillo puede considerarse arte?

La inserción del chip es uno de los elementos que constituyen mi trabajo "Time Capsule". En el empiezo limpiando la piel de mi tobillo con antiséptico y usando una aguja especial para insertar bajo mi piel un microchip. Al escanear el chip a través de Internet se obtiene un señal de radio de baja energia que emite un código numérico. Con él y a través de la red me registro (como animal y como dueño del animal) en una base de datos de los Estados Unidos diseñada para el registro de animales perdidos. La presencia del chip en el cuerpo nos fuerza a considerar la presencia de memorias vividas y memorias artificiales dentro de nosotros. Escanear el implante remotamente revela como el tejido conectivo de la red digital global deja obsoleta la piel como la frontera protectora que demarca los límites del cuerpo.

-Bruce Sterling dijo que "El cuerpo humano está obsoleto".

-El cuerpo no está obsoleto. El cuerpo es maravilloso. Estamos cambiando nuestra relación con él, pero no descartándolo. Creo que las nuevas tecnologías pueden hacer maravillas en gente que tiene problemas de salud, pero debemos recordar que un cuerpo sano no necesita ni quiere ningún procedimiento invasivo. La tecnología nos afecta de muchas formas directas, acabamos dependiendo de ella. La tecnología se transforma en nuestra naturaleza.


Back to Kac Web