Originally published in El Pais, Madrid, 15 de octubre de 1998, Sección Ciberp@aís, p. 14.


EDUARDO KAC, EL ARTISTA CON UN CHIP DE MEMORIA EN EL TOBILLO

Eduardo Kac lleva desde mediados de los ochenta trabajando desde el punto de vista artístico con los medios de comunicación y las posibilidades de las nuevas tecnologías. Sus piezas suelen ser complejas y curiosas. Una consistió, a grandes rasgos, en una comunicación "imposible" entre un pájaro y una planta. El pájaro estaba situado en una jaula de una galería de arte y cuando cantaba, mediante un circuito electrónico, su canto se transformaba en impulsos que mediante la red eran transmitidas a una planta situada en otro lugar que, a su vez, respondía al estímulo con otros impulsos que eran captados a su vez por un ordenador y reenviados a la galería transformados de nuevo en sonidos.

Otra pieza de Eduardo Kac, la más espectacular, fue la implantación en el tobillo del artista de un chip de memoria con un número grabado que sigue llevando y que formaba parte de una instalación mayor de implicaciones filosóficas y conceptuales de ámbito mayor.

"Trabajo de dos formas diferentes", explica Eduardo Kac. "Por una parte, cuestiono cómo funcionan las tecnologías mostrando su estructura. Critico la lógica del sistema estandar y tradicional porque no creo que pueda reflejar la complejidad y belleza del fenómeno que llamamos comunicación. Por otra parte, tampoco me interesa hacer sólo la crítica del sistema de estandardización, sino también ampliarlo, crear formas alternativas.

Mis trabajos no són sólo obras, sino también modelos de comunicaciónes en las que provoco situaciones no tradicionales. El objetivo es mostrar que las cosas son de una manera, pero pueden ser de otras.

No hay nada técnicamente hablando que oblige a actuar de esta manera. No hay nada técnico en el sistema de comunicación que defina como tiene que utilizarse sino que la aplicación depende de concicionantes políticos o sociales".


Back to Kac Web